max
Acta de El Rosario. Acuerdo de Levantamiento.

Resumen: Documento redactado por Céspedes a nombre de un grupo de patriotas manzanilleros reunidos en el Ingenio El Rosario, el 6 de octubre de 1868, donde exponen su decisión de alzarse en armas contra el gobierno de España, así como las causas que los obligan a dar tal paso y los principios políticos, jurídicos y éticos en que se fundamenta su rebelión. Se considera el antecedente inmediato de la Declaración de la Independencia de Cuba.

Contenido

Al rebelarnos contra la tiranía española queremos manifestar al  mundo los motivos de nuestra resolución.


España nos gobierna a hierro y sangre; nos impone a su antojo contribuciones y tributos; nos priva de toda libertad política, civil y  religiosa; nos tiene sometidos en tiempos de paz a comisiones militares que prenden, destierran y ajustician sin sujeción a trámites ni leyes; prohibe que nos reunamos, si no es bajo la presidencia de jefes militares; y declara rebeldes a los que imploran remedio ira tantos males.


España nos carga de empleados hambrientos que viven de nuestro patrimonio y consumen el producto de nuestro trabajo. Para que no conozcamos nuestros derechos nos mantiene en la ignorancia; y para que no aprendamos a ejercerla nos aleja de la administración de la cosa pública. Sin que nadie nos amenace, y sin razón que lo justifique, nos fuerza a sustentar una escuadra y un costosísimo ejército, cuyo único empleo es oprimirnos y vejarnos.


Su sistema de aduana es tan perverso que ya hubiéramos perecido en miseria a no ser tan extraordinaria la feracidad de nuestro suelo y tan  subido el precio de sus frutos. Opone cuantos obstáculos son imaginables  al fomento de nuestra población blanca. Nos coarta el uso de la palabra; nos impide escribir, gracias que nos deja pensar, y se resiste a que participemos del progreso intelectual de otros países. Varias veces ha prometido mejorar nuestra condición, otras tantas nos ha engañado, y no nos queda más recurso que apelar a las armas para defender nuestras propiedades, para proteger nuestras  vidas y para salvar nuestra honra.


Al Dios de nuestras conciencias apelamos, y al fallo de las naciones civilizadas. Aspiramos a la soberanía popular y al sufragio universal.Queremos disfrutar de la libertad para cuyo uso creó Dios al hombre. Profesamos sinceramente el dogma de la fraternidad, de la tolerancia, y de la justicia, y considerando iguales a todos los hombres, a ninguno excluimos de sus beneficios; ni aún los españoles, si están dispuestos a vivir en paz con nosotros. Queremos que el pueblo intervenga en la formación de las leyes, y en el reparto e inversión de las contribuciones. Queremos abolir la esclavitud indemnizando a los que resulten perjudicados. Queremos libertad de reunión, libertad de imprenta y libertad de conciencia; y pedimos  religioso respeto a los derechos inalienables del hombre, base de la independencia y de la grandeza de los pueblos. Queremos sacudir para siempre el yugo de España y constituirnos en nación libre e independiente. Si España reconoce nuestros derechos; tendrá en Cuba una hija cariñosa; si persiste en subyugarnos estamos resueltos a morir antes que someternos a su dominación.


Hemos elegido un Jefe a quien conferimos plenas facultades para dirigir la guerra. Hemos autorizado a los que provisionalmente han de recaudar contribuciones y atender a las necesidades de la administración. Cuando Cuba sea libre se constituirá en la forma y de la manera que crea más conveniente.


Ingenio «El Rosario». Octubre 6 de 1868.



ENCICLOPEDIA CARLOS MANUEL DE CÉSPEDES.

Museo Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes.

Bayamo, Cuba.